Make your own free website on Tripod.com

Cita con la Virgen de Luján

Novena a la Virgen de Luján

Home
Quienes somos
Novedades
Historia de la Vírgen de Luján
Novena a la Virgen de Luján
Enlaces - Links
Downloads
Pedido de oración
Programa

NOVENA A LA VIRGEN DE LUJAN

(Haga click aquí para descargar e imprimir)

Oración:

¡Oh, Santísima Virgen María, coronada Reina de Luján!: Dios me ha creado para la gloria eterna. ¡Quien me diera alas de paloma para volar a esa morada de felicidad! ¡Quien me abriera las puertas del cielo y me ayudara a subir hasta el pie del Trono del Altísimo!
Conceded, ¡Oh Santísima Virgen de Luján! Vuestra protección a este, tu siervo que gime en medio de este valle de lágrimas y solo recibe consuelo celebrando vuestras glorias. Ayudadle a fin de que después de haberos honrado en la tierra, merezca alabaros en el cielo, por los siglos de los siglos. Amén.

1er día.

La pura y limpia concepción del Río Luján. El profeta Isaías anunció el nacimiento de Jesús con estas palabras: "Dios les dará una señal: la Virgen concebirá y tendrá un hijo varón. Lo llamará Emmanuel"

2do. día:

María, Madre y Virgen. En el Evangelio según San Lucas se narra la conversación entre el Ángel y María: "Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracias delante de Dios. Y Ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz aun hijo, y llamarás su nombre: JESÚS... Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto, pues no conozco varón?
Respondiendo el Ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios...Entonces María dijo: "He aquí la esclava del Señor, hágase conmigo conforme a tu palabra".

3er. día

Jesús, fruto de María.
En el evangelio según San Lucas se narra la visita de María a su prima Isabel: "Y aconteció que cuando oyó Elizabeth el saludo de María, la criatura saltó en su vientre; y Elizabeth fue llena del Espíritu Santo y exclamó a gran voz y dijo: Bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que fue dicho de parte del Señor.
Entonces María dijo: engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador"

4to. día

José y la voluntad de Dios
En un sueño, un ángel del Señor anuncia a José su voluntad:"... He aquí que un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús porque El salvará a su pueblo de sus pecados".

5to. día

Nacimiento de Jesús, Hijo de Dios, Hijo de María
En el Evangelio según San Lucas, se narra el nacimiento de Jesús en el pueblo de Belén: "Y aconteció que estando allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. dió a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre porque no había lugar para ellos en el mesón. Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban la vigilia de la noche sobre su rebaño. Y he aquí que se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron un gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí que hay dos nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo; que os ha nacido hoy en la ciudad de David, un salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallareis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de huestes celestiales que alababan a Dios y decían: Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad!

6to. día

¡María, Madre de Jesús!
En el evangelio según San Lucas se narran las palabras de bendición de Simeón a Jesús, María y José:"... Y José y su Madre estaban maravillados de todo lo que se decía de El. Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, este está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel y para señal que será contradicha (y una espada atravesará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones".

7mo. día

Los asuntos del Padre.
Según narra el Evangelio según San Lucas a los doce años Jesús asistió al templo, sin saberlo su madre:" Y aconteció que tres días después lo hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndole y preguntándoles todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando le vieron, se sorprendieron y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho algo así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia.
Entonces El les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los asuntos de mi padre me es necesario estar?".

8vo. día

María junto a Jesús en la cruz.
En el Evangelio según San Lucas se narran las palabras de Jesús crucificado a María, su Madre: "Estaban junto a la cruz de Jesús, su Madre y la hermana de su madre, Maria mujer de Cleofás y María Magdalena. Cuando vio Jesús a su madre y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí a tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.

9no. día

Jesús y María en la gloria
Se narran en el Libro de los hechos de los Apóstoles que Jesús resucitó y subió a los cielos. "Y habiendo dichos estas cosas, viéndoles ellos, fue alzado, y le recibió una nube, que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que el se iba, he aquí que se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también le dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando el cielo? Este mismo Jesús, que se ha ido tomado de vosotros al cielo, así vendrá, como le habéis visto ir al cielo.
Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama de los Olivos, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo. Y enterados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomas, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simeón el Zelote y Judas el hermano de Jacobo.
Todos estos perseveraban unánimes en la oración y ruego, y con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos".

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Oh María, Madre Mía. Virgencita de Luján, amparadme y guiadme a la Patria Celestial.